miércoles, 27 de marzo de 2013

La evolución natural del CAD: el BIM

0 comentarios
Hace ya unos años que se estandarizó el uso del CAD en los despachos de arquitectura, lo que supuso un indudable avance en la productividad de éstos: se pasó del uso del rotring, la escuadra y el cartabón a la delineación a través del computador. Y no nos olvidemos de la cuchilla de afeitar!

evolución de CAD a BIM

Los ordenadores eran caros y los programas de CAD ( Computer Aided Design) poco intuitivos, en consonancia con el sistema operativo que dominaba el mercado entonces: MS-DOS. La manera de volcar los diseños al papel mediante los primeros plotters de plumillas era lenta y ruidosa. Se solía dejar al trazador trabajando de noche, debido a la lentitud y a la incompatibilidad de su uso con un entorno de trabajo agradable.
A mi juicio, los principales avances del CAD consistían en:

  • facilidad de obtener un modelo informático a través del trabajo en un entorno virtual perfectamente definido en su geometría, que además se podía reproducir a diferentes escalas tantas veces como fuera necesario.
  • utilización de conceptos sencillos pero muy generales y potentes para definir la geometría: líneas, círculos, puntos. A esto se suma la facilidad del medio informático para aprovecharse de la repetición de los elementos existentes en la base de datos: los bloques o incluso la vinculación de archivos, mediante referencia externa, permitiendo el trabajo en equipo.
  • se desligaba la calidad de la representación gráfica de la pericia o habilidad técnica o artística del delineante, permitiendo aplicar diferentes valores de línea o acabados según se tratara de croquis básicos o de dibujos más elaborados, detalles constructivos o, más recientemente, renderizados fotorrealísticos en que se podría aplicar texturas, fondos personalizados, etc.
  • se permitía compartir la información con los diferentes proyectistas y colaboradores de manera rápida y efectiva, asegurando que el modelo utilizado para el cálculo de estructuras, instalaciones, era único y se podía modificar o corregir según los inputs de estos colaboradores.
  • estandarización de formatos para facilitar la integración con bases topográficas, de urbanización, o de condiciones de entorno.

Todo esto fue avanzando, como ya sabemos, aunque había algo que no cambiaba: recuerdo que un profesor de estructuras nos comentaba cómo cada tres años tenía que cambiar su ordenador. Cada vez que lo hacía compraba lo último en estaciones de trabajo CAD y cada vez le costaba lo mismo, trescientas mil pesetas!

Pues bien, tras innumerables cambios en sistemas operativos, tecnologías informáticas, tarjetas gráficas, impresoras de gran formato de inyección de tinta ( muy silenciosas, por cierto) hoy el modelo productivo de los despachos se debe replantear de nuevo, debido a la imparable implantación del BIM.
Creo firmemente que volveremos a vivir aquella revolución que supuso la llegada del CAD y que los que quieran mirar hacia otro lado se quedarán tan desfasados como entonces quedaron los que no quisieron adaptarse al inefable Autocad ( predominante, al menos en nuestro mercado).

¿Qué es el BIM ( Building Information Model)?


El BIM supone un avance respecto del CAD, ya que se pasa de un sistema en que se definen diferentes modelos que interactúan entre sí, pero sin una vinculación real ( por ejemplo, una planta y una fachada) a un sistema en que un único modelo virtual basado en objetos que condensa no sólo los parámetros geométricos del edificio, sino todos los que lo definen: materiales que lo componen, volumen que contiene, instalaciones, estructuras.

Se define un modelo informático del edificio a construir para poder extraer toda la información necesaria: mediciones, documentación técnica como memorias, pliegos de condiciones, cálculos de estructuras, de instalaciones, modelo energético para su certificación, cumplimiento de normativa técnica, etc.
Una vez que se tiene un objeto parametrizado, también se puede controlar la relación que éste guarda con el resto de los que componen el edificio. Así, el perímetro de una carpintería, será igual a la obertura que se deberá reservar en la fachada que la aloja.
El objeto BIM es una representación tridimensional de la futura construcción. Además, las herramientas BIM permiten generar fácilmente representaciones 2D: plantas, alzados y secciones, así como perspectivas con aspecto fotorrealístico.

¿Qué no es el BIM?


Existen programas que también asisten en la generación de modelos de edificios pero se orientan a obtener representaciones gráficas ( renders). No todos los programas en que se modela un edificio son aplicaciones BIM. En general no lo son aquellos que contengan objetos tridimensionales pero no la capacidad de contener atributos, sin un comportamiento paramétrico. En estos programas, si se modifica algún elemento del modelo en alguna de las representaciones que se extraen de él, el edificio virtual no se actualiza, a diferencia de las aplicaciones BIM

Interés de la tecnología BIM


En el modelo actual en que se desarrolla la industria de la construcción, en que la mano de obra no es la más cualificada, en que un contexto de aguda crisis del sector empuja a los profesionales a optimizar sus procesos productivos, en que se han ido sofisticando los edificios y las exigencias de confort, usabilidad, con la implantación de una normativa prestacional que cada vez impone más volumen de documentación al Proyectista, creo que puede tener futuro una tecnología cuya filosofía es la de "ensayar" el edificio virtualmente antes de su materialización, ya que ello redundará en la calidad y fiabilidad del proyecto de arquitectura, reduciendo los múltiples modelos parciales no interrelacionados entre sí, y reduciendo, en definitiva la posibilidad de error o de propiciar incoherencia documental.

Es cierto que la implantación de estos sistemas en los despachos de arquitectura requiere de una inversión en formación previa que aunque sea un buen momento debido a la escasez de encargos, por el mismo motivo puede no estar al alcance de todos.

Creo que habrá que estar muy atento a la evolución de estos programas y que, con el tiempo, será fundamental que nos formemos en su manejo. Cada vez son más los despachos de ingeniería asociada a la arquitectura que han adoptado las herramientas BIM como solución informática.

Dejo unos vídeos donde se explica los beneficios de los programas BIM frente al CAD:

Cad vs BIM en 1 minuto:


Cad vs BIM:



Edito este post para añadir un enlace a un artículo que me ha parecido interesante: Las nuevas formas de la arquitectura paramétrica

Deja aquí tu comentario