miércoles, 27 de marzo de 2013

La evolución natural del CAD: el BIM

0 comentarios
Hace ya unos años que se estandarizó el uso del CAD en los despachos de arquitectura, lo que supuso un indudable avance en la productividad de éstos: se pasó del uso del rotring, la escuadra y el cartabón a la delineación a través del computador. Y no nos olvidemos de la cuchilla de afeitar!

evolución de CAD a BIM

Los ordenadores eran caros y los programas de CAD ( Computer Aided Design) poco intuitivos, en consonancia con el sistema operativo que dominaba el mercado entonces: MS-DOS. La manera de volcar los diseños al papel mediante los primeros plotters de plumillas era lenta y ruidosa. Se solía dejar al trazador trabajando de noche, debido a la lentitud y a la incompatibilidad de su uso con un entorno de trabajo agradable.
A mi juicio, los principales avances del CAD consistían en:

  • facilidad de obtener un modelo informático a través del trabajo en un entorno virtual perfectamente definido en su geometría, que además se podía reproducir a diferentes escalas tantas veces como fuera necesario.
  • utilización de conceptos sencillos pero muy generales y potentes para definir la geometría: líneas, círculos, puntos. A esto se suma la facilidad del medio informático para aprovecharse de la repetición de los elementos existentes en la base de datos: los bloques o incluso la vinculación de archivos, mediante referencia externa, permitiendo el trabajo en equipo.
  • se desligaba la calidad de la representación gráfica de la pericia o habilidad técnica o artística del delineante, permitiendo aplicar diferentes valores de línea o acabados según se tratara de croquis básicos o de dibujos más elaborados, detalles constructivos o, más recientemente, renderizados fotorrealísticos en que se podría aplicar texturas, fondos personalizados, etc.
  • se permitía compartir la información con los diferentes proyectistas y colaboradores de manera rápida y efectiva, asegurando que el modelo utilizado para el cálculo de estructuras, instalaciones, era único y se podía modificar o corregir según los inputs de estos colaboradores.
  • estandarización de formatos para facilitar la integración con bases topográficas, de urbanización, o de condiciones de entorno.

Todo esto fue avanzando, como ya sabemos, aunque había algo que no cambiaba: recuerdo que un profesor de estructuras nos comentaba cómo cada tres años tenía que cambiar su ordenador. Cada vez que lo hacía compraba lo último en estaciones de trabajo CAD y cada vez le costaba lo mismo, trescientas mil pesetas!

Pues bien, tras innumerables cambios en sistemas operativos, tecnologías informáticas, tarjetas gráficas, impresoras de gran formato de inyección de tinta ( muy silenciosas, por cierto) hoy el modelo productivo de los despachos se debe replantear de nuevo, debido a la imparable implantación del BIM.
Creo firmemente que volveremos a vivir aquella revolución que supuso la llegada del CAD y que los que quieran mirar hacia otro lado se quedarán tan desfasados como entonces quedaron los que no quisieron adaptarse al inefable Autocad ( predominante, al menos en nuestro mercado).

¿Qué es el BIM ( Building Information Model)?


El BIM supone un avance respecto del CAD, ya que se pasa de un sistema en que se definen diferentes modelos que interactúan entre sí, pero sin una vinculación real ( por ejemplo, una planta y una fachada) a un sistema en que un único modelo virtual basado en objetos que condensa no sólo los parámetros geométricos del edificio, sino todos los que lo definen: materiales que lo componen, volumen que contiene, instalaciones, estructuras.

Se define un modelo informático del edificio a construir para poder extraer toda la información necesaria: mediciones, documentación técnica como memorias, pliegos de condiciones, cálculos de estructuras, de instalaciones, modelo energético para su certificación, cumplimiento de normativa técnica, etc.
Una vez que se tiene un objeto parametrizado, también se puede controlar la relación que éste guarda con el resto de los que componen el edificio. Así, el perímetro de una carpintería, será igual a la obertura que se deberá reservar en la fachada que la aloja.
El objeto BIM es una representación tridimensional de la futura construcción. Además, las herramientas BIM permiten generar fácilmente representaciones 2D: plantas, alzados y secciones, así como perspectivas con aspecto fotorrealístico.

¿Qué no es el BIM?


Existen programas que también asisten en la generación de modelos de edificios pero se orientan a obtener representaciones gráficas ( renders). No todos los programas en que se modela un edificio son aplicaciones BIM. En general no lo son aquellos que contengan objetos tridimensionales pero no la capacidad de contener atributos, sin un comportamiento paramétrico. En estos programas, si se modifica algún elemento del modelo en alguna de las representaciones que se extraen de él, el edificio virtual no se actualiza, a diferencia de las aplicaciones BIM

Interés de la tecnología BIM


En el modelo actual en que se desarrolla la industria de la construcción, en que la mano de obra no es la más cualificada, en que un contexto de aguda crisis del sector empuja a los profesionales a optimizar sus procesos productivos, en que se han ido sofisticando los edificios y las exigencias de confort, usabilidad, con la implantación de una normativa prestacional que cada vez impone más volumen de documentación al Proyectista, creo que puede tener futuro una tecnología cuya filosofía es la de "ensayar" el edificio virtualmente antes de su materialización, ya que ello redundará en la calidad y fiabilidad del proyecto de arquitectura, reduciendo los múltiples modelos parciales no interrelacionados entre sí, y reduciendo, en definitiva la posibilidad de error o de propiciar incoherencia documental.

Es cierto que la implantación de estos sistemas en los despachos de arquitectura requiere de una inversión en formación previa que aunque sea un buen momento debido a la escasez de encargos, por el mismo motivo puede no estar al alcance de todos.

Creo que habrá que estar muy atento a la evolución de estos programas y que, con el tiempo, será fundamental que nos formemos en su manejo. Cada vez son más los despachos de ingeniería asociada a la arquitectura que han adoptado las herramientas BIM como solución informática.

Dejo unos vídeos donde se explica los beneficios de los programas BIM frente al CAD:

Cad vs BIM en 1 minuto:


Cad vs BIM:



Edito este post para añadir un enlace a un artículo que me ha parecido interesante: Las nuevas formas de la arquitectura paramétrica
Seguir leyendo →
domingo, 10 de marzo de 2013

La representación de la arquitectura

0 comentarios
El desarrollo de la Arquitectura Catalana de los años 50 es deudor de una estética que se expresaba en el contrastado blanco y negro del fotógrafo Català-Roca

Català-Roca fotógrafo del Grupo R

Francesc Català-Roca, fotógrafo del Grupo R


En los años 50 se gestaba el Grupo R, compuesto por arquitectos como Coderch, Sostres, Moragas, Barba-Corsini, y unos jóvenes Oriol Bohigas y Josep Martorell, que más tarde, junto con Federico Correa, Alfons Milà y Antoni Bonet -entre otros- dieron paso a la escuela de Barcelona.
La principal motivación de sus componentes fue la de devolver la modernidad a la escena cultural, que vio su desarrollo interrumpido por la posguerra y el franquismo.
En la obra del grupo R se observa una unidad estilística que sorprende, dada la variada formación y procedencia de sus miembros. Ciertamente, un observador novel podría atribuir a un único arquitecto la autoría de las diferentes obras. Y en parte, esto se debe a la influyente plasticidad contenida en el objetivo de Català-Roca, que ejerció de fotógrafo de muchos de aquellos diseñadores.
Català-Roca escogía los encuadres, poniendo el acento en aquellos aspectos que más le interesaban. Es así como buena parte de la arquitectura de aquella época se puede leer según el canon interpretativo del propio fotógrafo.
Tanto es así, que se podría afirmar que la fotogenia de los proyectos de arquitectura fue un elemento decisivo en la búsqueda de la normalización del lenguaje de la modernidad. Algunas fuentes van más allá y afirman  que la arquitectura catalana más significativa de los años 50 y 60 fue en gran parte inspirada en los resultados fotográficos de Català-Roca, sentando las bases sobre las que se sustenta la actual arquitectura catalana.
De hecho, gran parte de su producción como fotógrafo, ya desde sus inicios, incorpora el factor humano como elemento de interés, dando origen, junto con Doisneau, al reportaje fotográfico.
Català-Roca editaba el negativo, suprimiendo elementos superfluos o que distraían de la composición en la presentación final, modificando el encuadre a fin de potenciar la plasticidad de las representaciones de la obra arquitectónica.

Algunos años antes ( sobre 1910), un maduro Frank Lloyd Wright, con algunas batallitas que contar, afrontaba una crisis personal, sintiendo que se encontraba en un impás en su carrera. Era bien conocido ya en Estados Unidos por el éxito de sus residencias unifamiliares, pero no tanto en Europa.
Para aquel entonces, Ernst Wasmuth, un editor de libros de arte Berlinés, contactó con él para proponerle la publicación de sus obras más significativas.
Wright se puso manos a la obra, encontrando una válvula de escape de su complicada situación personal en la posibilidad de viajar a Europa, iniciando la ardua tarea de organizar un catálogo de bocetos, croquis y dibujos de las obras más representativas de entre las cerca de 140 que para aquel entonces había construido. 
Se dedicó a ello en cuerpo y alma, supervisando personalmente la elaboración de los dibujos que se publicarían con el texto.
El libro llevaría el título "Ausgeführte Bauten und Entwürfe von Frank Lloyd Wright". Traducido, Proyectos y obra ejecutada... sería posteriormente conocido como "Wasmuth Portfolio".

Frank Lloyd Wright y el Wasmuth portfolio

En la elaboración de los dibujos para las litografías, Wright estuvo trabajando cerca de un año en Italia. Incluso Frank Lloyd Wright junior, quien poseía gran talento para el dibujo, estuvo colaborando en la elaboración de láminas para el Catálogo.
La Unity Church, junto con las Prairie houses causaron gran impacto en los colegas europeos de Wright.

Wasmuth Portfolio - Frank Lloyd Wright

Los dibujos coloreados que el arquitecto trajo de su estudio en Oak Park tuvieron que ser simplificados y transformados en trazados lineales y en dos tonos, dando lugar a las famosas perspectivas con planos en blanco y negro, de una enorme fuerza y expresividad.
En ocasiones se mezclaban plantas con perspectivas para explicar los proyectos, en que los arquitectos europeos descubrieron la riqueza de las relaciones espaciales en Frank Lloyd Wright.

Wasmuth Portfolio - Wright
Lo interesante del Wasmuth portfolio es que, contrariamente a los deseos de Wright, y debido a la imposibilidad de representar las obras en sus colores reales ( ladrillo, madera...) los dibujos que se publicaron impactaron doblemente en los arquitectos europeos, con Berlage y el pintor Theo Van Doesburg, pero también Gropius, Mies e incluso Le Corbusier un poco más tarde, alimentando un ideal de pureza y adhesión al racionalismo ( que seguramente Wright incluso despreciara, como manifestó más tarde en sus memorias).

Concretamente, para Mies Van der Rohe hubo un antes y un después del Wasmuth portfolio, acusando la influencia de las plantas de las prairie houses y los planos compositivos de Larkin y Unity:
[...] En ese momento tan crítico para nosotros, llegó a Berlín la exposición de la obra de Frank Lloyd Wrigh. La extensión de la exposición y la exhaustiva publicación de sus obras nos permitió familiarizarnos realmente con los logros de este arquitecto. El encuentro estaba destinado a tener un gran significado en la evolución europea. La obra de este gran arquitecto nos conducía a un mundo arquitectónico de inesperada fuerza y claridad lingüistica y de una desconcertante riqueza formal.[...]

Es interesante ver como la manera de representar la obra de Wright ayudó a forjar una imagen alterada que impactó en la vanguardia de la disciplina en europa, espoleando su imaginación.

Concluyendo, cabe hacer la reflexión de si la técnica de representación del objeto arquitectónico, ya sea la fotografía, mostrando el objeto existente, o cualquier técnica de dibujo, ha de ser invariablemente un mecanismo secundario  al margen del discurso proyectual o por el contrario, como demuestra la historia, se introduce como un factor más de tensión en el proceso de creación, influyendo muchas veces más allá de lo somos capaces de reconocer.

Me gustaría conocer vuestra opinión...
Seguir leyendo →